lunes, 17 de agosto de 2015

La gran batalla

Hola queridos amigos, hace un tiempo ya que nos reunimos para poner a prueba la fuerza de nuestros ejércitos enfrentados entre si. Pero debido al lió que tenemos en verano que si para aquí que si para allá todo el día, hemos tardado un poco más de lo normal en hacerlo conocer.

Bueno tras ponernos de acuerdo concretando lugar y hora para el cruce de espadas elfas y hachas orcas y enanas, decidimos tener la contienda en la casa del señor javo a eso de media tarde, lo cual hay que destacar que llegue una hora tarde, pero bueno como es algo común en mí, mis adversarios de armas no me lo tuvieron en cuenta. Bueno ahora que lo pienso el señor Luisan me dio mucha caña durante la batalla, quizás fue debido a este pequeño factor.

La crónica de la batalla
Dejando de lado mis paranoias tras un buen rato de preparativos, risas y vaciles dimos inicio a la esperada batalla entre las numerosas fuerzas orcas (TXIRRINDU), las ágiles y esbeltas fuerzas elfas (JAVO) y las tenaces fuerzas enanas (LUISAN). Tras los primeros eternos turnos, en los cuales empleamos cerca de tres horas, pudimos observar que a pesar de la inferioridad numérica de Luisan estaba llevando a cabo un combate de lo más eficaz, provocando numerosas bajas a mi ejercito orquidio. En cambio Javo con su excelente ejercito de altos elfos, con el que suele dar grandes repasos de habilidad armamentística, tampoco estaba destacando como otras veces, sorprendentemente no había causado un gran numero de bajas. En cuanto a mi ejercito, no mi vi a mis pequeños verdes tan torpes como otras veces, sobretodo con las ramas de largo alcance ( arcos, lanzapiedroz). Me centro en las armas de largo alcance, ya que el contacto cuerpo a cuerpo no lo tendríamos hasta otros dos turnos más adelante, es decir en un par de horas más.

Cuando ya llego el esperado combate cuerpo a cuerpo Luisan seguía manteniendo su furia guerrera, demostrando con un héroe enano de lo que estos pequeños barbudos son capaces, eliminado a un par de guerreros a caballo de Javo ( los cuales no se su nombre, pero deben ser intocables). También podemos destacar que Javo me dejo a una de mis serpientes aladas sin jinete, quedándose el pobre "dragón" al lado del cuerpo sin alma del jinete.

Tras otro turno de juego, decidimos que el ganador era el señor Luisan, ya que su ejercito de enanos y mercenarios era el que mayor numero de bajas había causado.

Bueno para que os hagáis una idea más clara grabamos un vídeo para vuestro disfrute.


video




 Saludos queridos amigos y espero que alguna amiga, ya sabéis esperamos vuestros comentarios, felicitaciones,insultos y juramentos con gran entusiasmo entre vuestros comentarios.

2 comentarios:

  1. Me alegra ver que hay gente que aun juega a warhammer... y con esos ànimos tan locos :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. si tío jugamos, aunque no controlamos demasiado, es un poco en plan siguiendo el reglamento e improvisación jejeje

    ResponderEliminar